gà chọi c1 sv388

gà chọi c1 sv388Liên kết đăng nhập
Lord Bamford es reconocido como presidente de JCB, una de las empresas familiares más exitosas de Gran Bretaña, e icónico fabricante de equipos de construcción desde 1975. Ha presidido la prolífica expansión mundial de una marca que representa resistencia, durabilidad y confiabilidad en productos que van desde excavadoras de orugas de 46 toneladas hasta juguetes para niños. Nacido en 1945 el año en que su padre, Joseph Cyril Bamford, estableció JCB, el camino de Anthony Bamford hacia el negocio familiar después de dejar Ampleforth College comenzó con un aprendizaje de ingeniería en Francia. Los tres años que pasó en el continente resultaron ser invaluables para prepararlo para una carrera en JCB que comenzó en el taller en 1964 antes de pasar a la gerencia para liderar las primeras exportaciones de la compañía a Europa a fines de la década de 1960 y principios de la de 1970. Cuando su padre se jubiló en 1975, después de 30 años al frente de la Compañía, para que “la gerencia más joven pudiera mostrar sus fortalezas”, se dispuso a transformar a JCB en un líder mundial en tecnología de equipos de construcción. Uno de los primeros pasos fue comenzar a producir internamente los componentes principales al abrir una fábrica de ejes en Gales en 1978. Esta fue la primera de muchas decisiones tomadas durante cuatro décadas para integrar verticalmente las operaciones de la empresa. Actualmente, JCB fabrica sus propios sistemas de transmisión en Gales, cilindros hidráulicos y cabinas en Staffordshire y motores en Derbyshire. Todo parte de la determinación de Lord Bamford de tener un control tecnológico completo sobre la gama de productos de JCB. También tomó la gran decisión de establecer la primera operación de JCB en el extranjero, particularmente en India. Eso fue en 1979, cuando pocas empresas habrían contemplado establecer negocios en India. Su amor por el país y su gente, y una convicción absoluta en su potencial de mercado a largo plazo han dado sus frutos, ya que JCB ahora emplea a más de 5000 personas en India, que se ha convertido en el mercado individual más grande de la compañía. Este movimiento se convertiría en un estándar para los movimientos posteriores de la empresa a EE. UU., China y Brasil (para poder asegurar también mayor cercanía para todo el mercado Latinoamericano). Desde que se convirtió en presidente, ha llevado a JCB de una operación de una sola fábrica en Staffordshire con una facturación de £ 43 millones a un negocio global con 22 plantas en todo el mundo que emplean a más de 10,000 personas que fabrican más de 300 productos diferentes y multiplicando la facturación más de 100 veces. En 2012 se inauguró una nueva fábrica de £63 millones en Brasil y en 2014 se abrieron dos nuevas fábricas por un valor de £62 millones en Jaipur, India.
JCB puede ser el tercer mayor fabricante de equipos de construcción del mundo por volumen, pero su presidente sigue firmemente comprometido con la fabricación en Gran Bretaña. Con 7500 empleados en sus 11 fábricas en el Reino Unido que exportan más del 75 % de la producción, JCB genera ingresos por exportaciones de 1350 millones de libras esterlinas y realiza una contribución positiva a la balanza comercial del país. De hecho, un análisis independiente de Oxford Economics ha calculado que JCB contribuye con 1400 millones de libras esterlinas al PIB nacional, 555 millones de libras esterlinas al Tesoro y 24 000 puestos de trabajo en general a la economía del Reino Unido. Lord Bamford ha ocupado algunos puestos clave en la sociedad británica a lo largo de los años, pero es por sus muchos logros comerciales por lo que ha logrado el mayor reconocimiento, incluido Nacional Westminster Young Exporter of the Year (1972), The Guardian Young Businessman of the Year (1979 ) y Chevalier de l'Ordre National du Mérite (1989). Fue nombrado caballero por Su Majestad la Reina en 1990 y galardonado con el Commendatore al merito della Repubblica Italiana en 1995. En 2008, el Consejo Empresarial de la India del Reino Unido le otorgó un premio por su importante contribución a las relaciones comerciales anglo-indias y fue nombrado embajador empresarial de UKTI en 2010 para promover la excelencia del Reino Unido en los mercados extranjeros. También ha sido incluido en el Salón de la Fama de la Asociación de Fabricantes de Equipos de EE. UU. y recibió varios títulos honoríficos y doctorados de las principales universidades británicas.

También ha presidido para que JCB haya ganado 30 premios "Queen's Awards" a la innovación. Su Majestad, la Reina, otorgó el honor de Nobleza Vitalicia al presidente de JCB con Lord Bamford asumiendo el título formal de Barón Bamford de Daylesford en el condado de Gloucestershire y de Wootton en el condado de Staffordshire.
Lord Bamford fue elegido miembro honorario de la Real Academia de Ingeniería en 2014 y miembro honorario de la Institución de Ingenieros Mecánicos en 2015.

Lord Bamford y su esposa, Carole, Lady Bamford OBE se aseguran de que JCB se convierta en una parte integral de cada comunidad en la que opera la empresa. JCB apoya a la NSPCC en el Reino Unido y sus empleados son recaudadores de fondos activos para las campañas de la organización benéfica para poner fin a la crueldad hacia los niños. También hay muchos proyectos en las ubicaciones de JCB en el extranjero para apoyar a las comunidades locales, incluido Lady Bamford Charitable Trust en India para ayudar a las aldeas cercanas a sus fábricas y el Centro Lady Bamford para el Desarrollo de la Primera Infancia en Savannah, EE. UU. Lord Bamford también ha donado maquinaria para apoyar los esfuerzos de socorro en casos de desastre en todo el mundo, por ejemplo, después del tsunami asiático, los terremotos en Ecuador, Haití, Indonesia, China y Turquía y después del tifón Haiyan en Filipinas. Sus intereses de incluyen la jardinería y la agricultura. También disfruta de los deportes de motor y, aunque no estaba al volante en ese momento, fue la inspiración y la fuerza impulsora detrás de JCB, que logró un récord mundial de velocidad en tierra para un automóvil con motor diésel en 2006. El JCB Dieselmax, propulsado por dos JCB motores, alcanzó una velocidad de 350.092 mph en Bonneville Salt Flats en Utah, un récord que la compañía aún mantiene hoy. Desde entonces, se han fabricado más de 400 000 motores JCB, que impulsan las distintivas excavadoras y cargadoras amarillas de la empresa en más de 150 países de todo el mundo.
xổ số hà nội phương trang mua vé số online miền nam app mua vé số online mua vé số vietlott online trực tiếp đá gà hôm nay